La Dureza del Mineral

La caracterización del mineral es la variable más importante y de mayor impacto en los procesos mineros, ya que estos presentan una cantidad significativa de características fisicoquímicas que lo hacen único, entre estas se encuentra la dureza, su composición química, las especies asociadas, su granulometría, entre otras, las cuales inciden directamente en la eficiencia de los procesos metalúrgicos, dentro de los cuales se tiene el molino de Bond (dentro de otros) el que mide consumo de energía en los procesos de conminución, y la cuantificación del beneficio de un mineral a través de la recuperación metalúrgica, su ley de Concentrado, la Reducción de tamaño con chancado controlado y su homogeneización.

Con esta información, más otra que se entregan desde los modelos geológicos predictivos, se define la alternativa tecnológica más adecuada y eficiente para su procesamiento.

Por lo cual, es imprescindible tener una adecuada información de las características mineralógicas y físicas (competencia) del material (roca o mineral) a procesar, para optimizar el procesamiento.

Para tener un adecuado reconocimiento del yacimiento es necesario tener un buen modelo/plan geometalúrgico, que puede predecir las zonas con distintos valores de dureza, y tener claro lo que puede venir a medida que se avanza la explotación del yacimiento, los cambios en el tipo de minerales que componen las rocas impactan fuertemente, la mayoría de las veces en forma negativa, tanto en la recuperación de las especies como en el tratamiento, precisando que esta situación se puede prever analizando las diferentes especies de minerales presentes en las muestras de rocas provenientes de sondajes que le dan valor al yacimiento.

Generalmente en los yacimientos del mundo y de Chile ocurren todo tipo de variaciones. En el corto plazo se puede orientar los ajustes de las variables operacionales para maximizar eficiencia, a veces sin obtener muy buenos resultados, pero si se tiene un modelo geometalúrgico y podemos pensar en un mediano plazo, se puede repotenciar los equipos y pensando en el largo plazo, se puede desarrollar una ampliación de la planta.

Es por esto por lo que un buen reconocimiento de las variables geometalúrgicas, como la dureza son esenciales para obtener un modelo geometalúrgicos capaz de optimizar los procesos de tratamiento de la planta.

Hay alternativas paliativas pensadas en la fase previa del proceso, hace notar los esfuerzos que se han ejecutado para intensificar la tronadura, traspasando este consumo energético asociado a la dureza, a la primera etapa de la conminución. El problema es que no se puede ir muy lejos en ello sin afectar la estabilidad de la mina.

La determinación de la dureza del tipo de mineral se realiza con el Test de Bond para determinar el Bond Work Index. Esta prueba indica la potencia requerida por un molino de bolas para moler un mineral desde cualquier tamaño de alimentación (F80) hasta obtener un producto con un P80 deseado.

En la Figura siguiente se muestra un esquema de la reducción de muestra para un material que se le realizaran test de molienda flotación.

Las fotos siguientes corresponden al molino de Bond para la determinación de energía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.