Materiales de Control

Los materiales de control son sólidos de composición específica y conocida, utilizados para evaluar el desempeño de laboratorios de análisis mediante la incorporación de estos en un flujo de muestras en proceso.

Los materiales de control son todos diferentes entre sí y cada uno tiene un objetivo de control particular en los procesos de muestreo, analíticos y de preparación mecánica. Dentro los tipos de materiales de control se encuentran:

  • Duplicados:    Destinados a analizar la precisión bajo condiciones de repetibilidad, donde los resultados de las mediciones se obtienen con el mismo método, para el mismo material, en el mismo laboratorio, por el mismo analista, usando el mismo equipamiento, dentro de intervalos de tiempo cortos.
  • Muestras replicadas:  Destinados a analizar la precisión bajo condiciones de repetibilidad, con una muestra tomada desde el mismo sobre.
  • Blancos: Destinados a analizar el valor obtenido cuando el analito no está presente en la muestra durante la medición.

El control de calidad y los materiales son producidos y certificados por una institución aceptada como técnicamente competente para tal fin. Los programas de control de calidad estándar debiesen incluir un 20% de materiales de control, los que se distribuyen en:

  • 5% materiales de referencia
  • 5% duplicados analíticos
  • 2.5% duplicados de terreno
  • 2.5% duplicados de preparación
  • 5% materiales estériles (blancos)

Los materiales de control se encargan de medir específicamente la exactitud, precisión y contaminación de un proceso de análisis:

  • Exactitud (materiales de referencia): La cercanía de una medición respecto al valor REAL o aceptado de esa propiedad.
  • Precisión (duplicados): la capacidad de repetir consistentemente los resultados de una medición en condiciones similares.
  • Contaminación (bancos): La transferencia involuntaria de material de una muestra del medio circundante a otra muestra.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.