PREPARACIÓN MECÁNICA DE MUESTRAS

En el procesamiento de las muestras para obtener la información clave y predecir el comportamiento del mineral en relación a sus leyes y su comportamiento geometalúrgico. Es vital que la preparación mecánica responda a estándares de calidad.

AVR Consultores en un rol de ente supervisor, asiste a diversas operaciones mineras en sus actividades de preparación mecánica de minerales y pruebas metalúrgicas, utilizando un exhaustivo QA/QC, lo que otorga confianza y validez a todos los procesos involucrados en campañas de muestras geometalúrgicas.

En esta área se preparan las muestras que serán posteriormente analizadas en el Laboratorio de Química Analítica. Esta preparación consiste en un tratamiento físico que puede ser la trituración (reducción de tamaño) y/o pulverización de las muestras sólidas (minerales de rocas, sedimentos, concentrados de minerales) con la finalidad de adecuarlas a los requerimientos mínimos de los análisis químicos y analíticos posteriores.

Se tiene establecido un flujo de trabajo que contempla las diferentes etapas del proceso de preparación mecánica. Estas etapas dependen de las características físicas y químicas de la muestra, y los procesos aplicados influyen en las características finales que debe presentar la muestra.

Para la realización de los análisis, las muestras siguen etapas establecidas (según procedimientos internos de la Dirección de Laboratorios, bajo normas internacionales ISO: 9001:2015) que aseguran la calidad del servicio y por ende los resultados.

El trabajo del QA/QC comienza con el envío e identificación de cada muestra testigo de sondaje, que por lo general son de gran tamaño, que son destinados al laboratorio químico y/o metalúrgico, midiendo su masa inicial, disponiendo cada testigo en los contenedores (testiguera), clasificando cada una de las muestras en un orden predeterminado, con un buen control de Inventario, para permitir una correcta trazabilidad en las subsiguientes etapas.

Las etapas a realizar para una buena manipulación son:

Recepción: Las muestras son recibidas previa verificación de la identificación de cada muestra y las condiciones físicas que presentan (peso, granulometría, otra).

Secado: Todas las muestras de testigos de sondajes, que ingresan a la preparación mecánica, son sometidas a secado, antes de continuar con el proceso de ensayo físico o químico.

Trituración: Permite la reducción de la granulometría de las muestras hasta alcanzar, por ejemplo, un 95% bajo malla 10 Ty. La trituración de las muestras es una fase delicada del trabajo, que se debe controlar, ya que puede existir riesgo de contaminación de la muestra con otras muestras o remanentes de otros materiales utilizados, por lo cual se deben respetar todos los protocolos, normas y procedimientos.

Homogeneización: Permite reducir la cantidad de la muestra sin perjudicar su representatividad, con etapas sucesivas y controles de los productos, los que deben estar con un porcentaje de error acotado para validar la etapa.

Pulverizado: Las muestras que son enviadas para caracterización química, son reducidas hasta alcanzar la granulometría adecuada para el análisis químico (100% bajo malla 150).

Para controlar cada una de estas etapas, se realizan controles granulométricos para asegurar la representatividad y calidad de cada muestra.

Identificación y envío: Finalmente, las muestras son codificadas e identificadas con el nombre y sigla que para ser enviadas al laboratorio de análisis correspondiente.

Una adecuada preparación mecánica en todo el proceso de reducción de tamaño de mineral permite, alcanzar una muestra representativa del sondaje o lote para su posterior caracterización a través de pruebas de conminución, lixiviación, flotación y sedimentación, junto a los respectivos análisis químico, permitiendo alcanzar el objetivo de entregar la mejor información verificable, y por ende altamente confiable, para poblar por ejemplo un modelo de bloques de cualquier yacimiento minero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.